jueves, 25 de mayo de 2017

Ricitos de oro y los tres osos

... Y una niña llamada Ricitos de oro, llegó a la casa de los ositos y, al ver que no había nadie entró...


"Alguien ha probado mi sopa... ¡Y se la ha comido toda!..."


"Alguien se ha sentado en mi sillita y me la ha roto"...




"¡Alguien se ha tumbado en mi cama... y aún duerme!" 


 Un cuento con una "malvada" diferente, que se lleva un buen susto y aprende la lección... (o eso creemos)






No hay comentarios:

Publicar un comentario